sábado, 7 de abril de 2018

,

Antes del amanecer


Traducción:
Fernando
Pol

Corrección y edición:
Jagaro (Primer corrector)
Carlos (Segundo corrector)
Pretinaverse (Detallitos por aquí y por allá)

※ ※ ※ ※ ※

『 Roswaal: Pueden hablar. Ya sea que se trate una larga discusión o una breve consolidación, ¿porque no tenemos una buena co~nversación? 』

Roswaal cerró uno de sus ojos, y atravesó con su amarilla mirada a los dos que estaban de pie en la entrada.
Subaru pudo notar que, atrapado por aquella pegajosa mirada, Otto tragó saliva mientras se ahogaba en su diablura. Esa mirada demoníaca también había alcanzado a Subaru, pero ya se había preparado de antemano por lo que, con una simple tos, se las arregló para mantener su posición sin perder el aliento.

『 Subaru: Que nos hayas recibido perfectamente maquillado significa que te has preparado para lucir bien ante nosotros, me voy sonrojar. 』

『 Roswaal: No~, para mí no es ninguna mo~lestia. ¿No fuiste tú quién me lo di~jo? Que usara mis cosméticos nu~evamente. 』

『 Subaru: Claro, sí, realmente lo dije. 』

Después de finalizar el contrato y la apuesta, antes de abandonar la sala, Subaru en efecto le dijo eso a Roswaal. No se esperaba que Roswaal realmente lo fuera a hacer.

『 Roswaal: Estos cosméticos faciales, para mí, son muy parecidos a los preparativos para la batalla. Con tal de que los acontecimientos vayan según dicta el evangelio, era necesario que no fuera laxo en la medida de lo po~sible. Usé los cosméticos como un medio para mantenerme constantemente pre~parado. 』

Inesperadamente escuchando de fondo sus palabras, Subaru se encontraba mirando la cara de Roswaal. Una cara pintada de color blanco, con una sombra de ojos extraña y misteriosa. Labios pintados de carmesí, y una característica marca sobre su ojo izquierdo. Aparentemente, todo esto significaba más que una simple burla hacia su interlocutor.

『 Subaru: O puede que simplemente te hayas inventado todas esas cosas sobre la marcha. 』

『 Roswaal: No estaría mal que alguna vez me creyeras since~ramente. Bu~eno, dejaré el asunto a tu imaginación. Debido a la divergencia con respecto a los escritos del evangelio, renuncié a la continuidad del mundo y dejé de usar los cosméticos... el significado que tiene usarlos de nuevo, también lo dejaré a tu imaginación. 』

Subaru apretó los dientes, esforzándose por mantener estable el semblante.
Si era cierta la declaración de Roswaal de que su maquillaje era su preparativo para la batalla, entonces era obvio el por qué lo llevaba puesto de nuevo, ya que les hacía frente a Subaru y Otto.

Probablemente, había recuperado su deseo perdido de vivir y su motivación.
Lo que significaba que se habían desencadenado sus ideas de terminar este mundo y encomendar sus deseos a su próximo yo, esta esperanza inversa de idéntica naturaleza a lo que Subaru había albergado.

『 Roswaal: ¿Hubiera sido mejor para ti que permaneciera sin mo~tivación? 』

『 Subaru: De hecho, no. Emilia-tan necesita tu nombre, tu casta, tu influencia y tu poder para convertirse en Gobernante. Sería un problema que fueras un caparazón vacío. Ahora que tu motivación ha regresado, voy a aplastarlo, mostrándote una nueva esperanza y arrastrándote a nuestro equipo. 』

『 Roswaal: Palabras prometedoras.... Si eres capaz de hacerlo, i~nténtalo. 』

La boca de Roswaal se tornó en una sonrisa alegre, manteniendo esa expresión facial mientras miraba al lado de Subaru.

『 Roswaal: De todos modos, el hombre que está contigo con la mirada perdida debe ser Otto-kun, de quien me habías hablado. Comparado con lo animado que era antes, realmente se ve bastante de~sanimado. 』

『 Subaru: Desanimado no, más bien es como si estuviera acojonado. Él pensaba que vería de nuevo sin maquillaje a la persona que pensaba hacerle la pelota, y vas y comienzas a usar de nuevo el maquillaje de payaso. Orinarse de la sorpresa al verte es natural, ¿entiendes? 』

『 Otto: ¡Este tipo! ¡Realmente está intentando actuar como si alguien más se hubiera orinado! ¡Y por favor, deja de decir descaradamente que pensaba hacerle la pelota! ¡Empeorará su impresión de mí! 』

『 Subaru: Empeorar su impresión, cogerte manía,… todo eso ya da igual. En cuanto comenzaste a cooperar conmigo y te opusiste a él, perdiste la oportunidad de dejar una buena impresión. Por lo menos, muéstrate como un oponente feroz para que, cuando lleguen las encuestas de popularidad, puedas tener una oportunidad para llegar a la final. 』

『 Otto: ¡No tengo ni idea de lo que estás hablando! 』

Causando un alboroto de forma habitual, Subaru observó cómo la tensión de Otto se aflojaba. Entonces, Otto puso una expresión facial compleja al darse cuenta de que el propósito de esta conversación absurda era relajarlo. Viendo cómo Subaru y Otto se entendían con la mirada, Roswaal deslizó sus dedos sobre su mejilla mientras soltaba una carcajada significativa.

『 Roswaal: Entenderse solo con la mirada, qué~ grandes amigos deben se~r. Se supone que la relación que tienes conmigo es más larga. Estoy celo~so. 』

『 Subaru: Deja de decir cosas desagradables. Los dos primeros puestos en mi corazón están permanentemente sold out. ¿Crees que soportaría tener algún espacio en él para alguien más? ¿…especialmente para un canalla como tú? Canalla. 』

『 Roswaal: Qué pena. Pero, eso si~gnifica... que Beatrice no podrá ser re~compensada. ¿Qué piensas de ella? 』

『 Subaru: — 』

Esa palabra provocó que Subaru perdiera el control de la conversación.
Subaru no esperaba que Roswaaal nombrase ahora a Beatrice, y con la expresión de sabelotodo de Roswaal haciéndole sentir incómodo, el impacto fue como si le golpearan en la cara.

『 Subaru: Beatrice está… 』

『 Roswaal: Ella está siguiendo la guía del evangelio. E~n ese sentido, podrías decir con seguridad que ella y yo tenemos algo en co~mún. Aunque, teniendo en cuenta que yo soy activo en el escrito del evangelio, y que ella es pasiva, nos diferenciamos en cómo lo a~frontamos. 』

『 Subaru: Si puedes obtener resultados simplemente esperando, no hay ningún problema, ¿es eso lo que quieres decir? Es decir, estoy de acuerdo con eso, pero... esa maldición que le ordena esperar es demasiado fuerte. 』

『 Roswaal: Eso dice la razón, y quizás ese sea el ca~so. 』

De acuerdo con las órdenes de su creadora, Echidna, Beatrice ha estado esperándolo a ÉL, en la Biblioteca Prohibida de la Mansión de Roswaal, durante siglos. Para esta chica, o espíritu, al no habérsele dado otros objetivos desde su nacimiento, aferrarse a esta orden con estúpida sinceridad es lo único que le daba sentido a su vida.
Beatrice era similar a Roswaal, en cuanto a terquedad se refería.

Las súplicas de dejarla morir que le dijo a Subaru permanecían intactas en su memoria. Al igual que la cara que puso al final de lo sucedido en la mansión, cuando ella protegió a Subaru. Y por eso—

『 Subaru: Voy a deshacer esa maldición. La sacaré de esa mohosa habitación, y la tenderé bajo el sol… a ella, a sus libros y a ese vestido suyo para que se les seque el moho. —Si es recompensada o no después de eso, dependerá de ella. 』

『 Roswaal: — 』

Roswaal entrecerró los ojos, con cara de haber visto algo muy brillante. Entonces dio un pequeño suspiro, dirigiendo la mirada hacia Otto, quien había estado esperando una oportunidad de entrar en la conversación.

『 Roswaal: ¿Y bie~n? Teniendo en cuenta que has solicitado su presencia y las palabras que has intercambiado con él en esta conversación... parece seguro considerar que Otto-kun es una carta en tu ma~no. 』

『 Otto: N-no, solo soy como un ejecutivo que intenta igualar la balanza. Yo nunca actuaría con tanta perfidia como para disentir en su postura, Margrave... 』

『 Subaru: ¡Deja de ser un gallina! ¡Ya es demasiado tarde! ¡Simplemente dilo! ¡No te gusta su maquillaje de payaso, y en cuanto sea derrotado lo pintarás de kumadori de rojo y blanco! 』

(Kumadori: Es un tipo de maquillaje escénico usado por los actores de kabuki, especialmente cuando se realizan en el audaz y grandilocuente estilo Aragoto).

『 Otto: ¡¡No recuerdo haber dicho eso!! ¡¡Y qué diablos es kumadori!! 』

Subaru mostró a Otto un pulgar hacia arriba sin sentido. Mientras tanto, Roswaal cerró un ojo, meditando, mientras miraba significativamente a Otto.

『 Roswaal: Me parece... que tu presencia contribuyó al cambio en la mo~tivación de Subaru-kun. Se~guramente fue algo embarazoso de ve~r. 』

『 Subaru: No puedo negarlo completamente, pero... pensándolo bien, que me haya recuperado con la ayuda de un personaje masculino es un desarrollo argumental extraño. Normalmente, aquí es donde la heroína principal me ayudaría a levantarme para seguir luchando, ¿no? 』

『 Otto: Creo que estás empezando a criticarme de alguna manera, pero no tengo nada que decir al respecto. 』

Respondiendo a la desafiante mirada de Otto con un movimiento de mano, Subaru se convenció a sí mismo de que no había nada que hacer al respecto.
Había tomado prestada, de otra persona, la fuerza que necesitaba para mantenerse en pie. Ahora era el turno de Subaru de tomar la mano de la heroína principal para ayudarla a ponerse de pie. O por lo menos intentarlo, era lo que su corazón había decidido.

Subaru cerró los ojos un momento, antes de abrirlos nuevamente. Percibiendo que el brillo en la mirada de Subaru había cambiado, Roswaal corrigió la postura mientras cambiaba la atmósfera en la sala. Sobre la cama, Roswaal entrelazó los dedos mientras empezaba a hablar:

『 Roswaal: Ve~amos. Cuando uno dice estar convaleciente mientras está aislado, uno simplemente debe encontrar algo que ha~cer. Es inevitablemente aburrirse. Así es... y por eso he mantenido mis oídos muy abiertos. 』

『 Subaru: Qué pasatiempo más malo tienes. 』

『 Roswaal: Lo mismo podría decirte, ya que tu conspiración sigue adelante… ¿Has logrado experimentar cuán entremezcladas y complejas son las circunstancias que rodean este Santuario debido a sus orígenes? 』

『 Subaru: Sí, me he devanado los sesos con esta maraña de circunstancias complejas. El involucrarse con la Prueba de Emilia, no sería suficiente describirlo como acorralado con todas las puertas cerradas.

Subaru aceptó claramente que la situación era difícil, pero ya había tenido en cuenta las bajas posibilidades de superarla.
Subaru levantó su dedo, anunciando una vez más que no renunciaría a mejorar la situación.

『 Subaru: El límite de tiempo para el contrato, para la apuesta, es en tres días. Pretendo hacer que las cosas avancen significativamente mañana y pasado mañana, pero... en serio, no te interpongas demasiado en mi camino.

『 Roswaal: Me~ temo que tendré que hacerlo. Mi mayor deseo es que se cumpla lo que dicta el evangelio. Pensé que esto ya era algo innecesario de explicar, lo repetí en varias o~casiones. 』

『 Subaru: Haré que Emilia supere las Pruebas en tres días y persuadiré a Garfiel. Una facción que no hace más que crecer... no debería ser un mal negocio para ti. Garantizaré un futuro mucho más brillante que el que se conseguiría dependiendo del evangelio. 』

『 Roswaal: Si eres tú quién lo dice, creo que es muy probable que ese futuro también sea muy va~lioso. 』

A estas alturas, seguramente era una pérdida de tiempo intentar persuadir a Subaru. Roswaal bajó la mirada, murmurando algo, imaginando cómo sería ese futuro propuesto por Subaru.
Pero, cuando levantó la vista nuevamente, sus heterocromáticos ojos ya no albergaban indecisión.

『 Roswaal: No estoy seguro. —Esa es la única razón que necesito para rechazar el futuro que propones. Si sigo el evangelio, mi futuro deseado está garantizado. Suponiendo hipotéticamente que se requieran muchos sacrificios para alcanzar mi futuro, no me importa lo más mínimo. Porque solo deseo una cosa. 』

『 Subaru: ¿Y por tu querido y preciado deseo, abandonarías a todos los que te cuidan? ¿Qué va a pasar con las personas que apoyan tus decisiones, y qué pasará con Ram? 』

『 Roswaal: E~y, es mejor que no sigas con eso, Subaru-kun. —¿Qué crees que conseguirás cuestionando mi resolución a estas alturas? Mis respuestas permanecen sin cambios, al igual que las tareas que debes realizar. 』

『 Subaru: — 』

Un obvio intento de persuasión había logrado un obvio rechazo.
A Roswaal no le importaba en lo más mínimo ninguna de las palabras que decía Subaru. Así como Subaru rechazó la propuesta de Roswaal y el contrato de Echidna, el corazón de Roswaal ya se había decidido sobre lo más óptimo.

『 Subaru: ...Sí, nunca seré como tú, Roswaal. 』

『 Roswaal: Ya veo. …Es realmente una pena, Subaru-kun. 』

Roswaal se recostó en su almohada mientras soltaba un silencioso suspiro. Quizá se desilusionó por las esperanzas que tenía puestas sobre Subaru.
Las esperanzas de Roswaal de que, si se le arrebataban todas las opciones a Natsuki Subaru, tarde o temprano adquiriría la misma mentalidad que el propio Roswaal, quien renunciaría a su vida durante su devota y solitaria batalla.

『 Otto: Regresemos al tema principal. ¿Estaría de acuerdo, Margrave? 』

Dijo Otto dando un paso hacia adelante para romper el silencio de la habitación. El ojo amarillo de Roswaal miró al joven de pelo gris, y su silencio denotó aceptación.
Otto giró el cuello para mirar a Subaru, afirmando con la cabeza.

『 Otto: Considero que ambas partes reconocemos que tenemos como máximo tres días a partir de hoy para... maniobrar en el Santuario. De la misma forma que tú te mantendrás al margen, concediéndonos una supervisión pasiva de nuestros actos. 』

『 Roswaal: Supervisión pasiva... no recuerdo haber hecho tal compromiso. 』

『 Otto: Sin embargo, que no me haya hecho arder hasta las cenizas aquí mismo, podría considerarse como una adopción de ese compromiso, ¿me equivoco? Siendo considerado el poderoso Margrave Roswaal L. Mathers, Mago Principal de la Corte Imperial del Reino de Lugnica, con su poder debería ser capaz de transformarme en fragmentos de Maná en un abrir y cerrar de ojos. Tal es su poder que, con ese método tan simple, podría obstaculizar los planes de Natsuki-san sin menoscabar los términos de la apuesta que hizo con él. 』 

『 Roswaal: Hm. 』

Subaru contuvo la respiración mientras miraba a Otto demostrar su educada y fluida lógica. Fue una respuesta tan apasionada a pesar de que ni siquiera había sido preparada.
Incluso Roswaal se sorprendió, mientras leía las intenciones ocultas detrás de las palabras de Otto.

『 Roswaal: Eres intrigante. Estoy seguro de que te había evaluado de esta manera, pero permíteme recalcarlo. —Eres mucho más intrigante de lo que había imaginado. 』

『 Otto: Me elogia... eso es lo que debería pensar, ¿no? 』

『 Roswaal: Sí que era un elogio genuino. A~h, maravilloso. Al estar aquí con Subaru-kun, arriesgando tu vida, has demostrado tu razonamiento. E~sa determinación es preciada y realmente de mi a~grado. No todos son capaces de hacer lo que has he~cho. 』

『 Otto: Gra… gracias. 』

Aunque parte de él podría sentirse abrumado, Otto se enfrentó a Roswaal sin miedo. Tal y como había dicho, Roswaal era un brujo perfectamente capaz de convertirlo en cenizas con solo un movimiento de su dedo y, Otto, se había puesto en una situación donde aquello era perfectamente posible que ocurriera.

Si Roswaal quería ganar la apuesta contra Subaru, y si realmente no le importaba cómo se vería frente a los demás, entonces lo único que tenía que hacer era jugar sucio de la manera que había dicho Otto. Y, aunque no lo hiciera, Subaru no tendría medios para evitar que Roswaal quemase el Santuario de forma anticipada hasta las cenizas o que provocase una nevada para atraer al Conejo antes de lo previsto. 
Otto no sabía nada acerca del Retorno por Muerte y parecía pensar que mantener a Subaru vivo era una condición obligatoria para ganar la apuesta, pero Subaru y Roswaal, quienes eran conscientes del Retorno por Muerte, sabían que la muerte de Subaru no incumplía los términos de la apuesta. El momento de más pánico para Subaru fue justo después de hacer el contrato con Roswaal, momento en el que se preguntó si Roswaal lo haría arder hasta la muerte en cuanto le diera la espalda.

Esa negligencia de Roswaal en cuanto a utilizar la violencia no podría llamarse de otra manera más que supervisión pasiva.

『 Otto: A pesar de todo, nosotros aceptaremos de buen grado su promesa, Margrave. No importa lo que planeemos o hagamos... no utilizará ninguna medida extrema hasta que hayan transcurrido los tres días, que será el final de la apuesta. 』

『 Roswaal: Una vez más me hablas como si fueras más de lo que eres, ordenándome a que haga pro~mesas. 』

『 Otto: Dudo mucho que podamos terminar por completo nuestra apuesta si nos estamos preocupando constantemente de si interferirá o no. Si está tan seguro de que Natsuki-san fracasará como para apostarlo todo, entonces para usted no debería ser un problema no intervenir, ¿verdad? 』

『 Roswaal: — 』

Mientras Otto hablaba, se dibujó una sonrisa en sus labios, y su conversación iba acompañada de gestos articulados. Roswaal, en cambio, agudizó la mirada.
Mientras observaba en silencio las negociaciones, Subaru notó que Otto tomó una acción que dictaría drásticamente el trascurso de la contienda. Su tono era provocativo, y si Roswaal se ponía a la altura, perderían.
Un largo y pesado silencio inundó la habitación. Sin embargo,

『 Roswaal: Ya~ veo… Subaru-kun, has sido bendecido con grandes a~migos. 』

『 Subaru: ...Sí, tienes razón. Cuando estoy a punto de cometer un error, tengo una mano amiga que me dará un puñetazo para corregirme. 』

Subaru respondió al sonriente Roswaal y entonces, la afilada mirada del payaso se volvió algo distante.
Subaru pensó que, probablemente, Roswaal nunca tuvo a alguien como Otto. Quien, antes de que Subaru cometiera un error, lo llevó por el buen camino a base de puñetazos.
Seguramente, Roswaal no tuvo a nadie así que le corrigiera sus ideas obstinadas y retorcidas.

『 Subaru: Entonces, qué remedio. —Llegamos cuatrocientos años tarde, pero lo haremos. 』

『 Roswaal: — 』

『 Subaru: ¡Roswaal! ¡Tu actitud denota que aceptarás la promesa, ¿me equivoco?! 』

Roswaal sonrió irónicamente, mientras inclinaba la cabeza.

『 Roswaal: Sí, lo prometo. De todas formas, necesito reunir grandes cantidades de Maná para provocar una nevada prolongada en el tercer día. Además, debes saber que para manipular el clima se necesita de un laborioso esfuerzo, i~ncluso para alguien tan poderoso co~mo yo, y aunque solo sea temporalmente, y en una ubicación limita~da. 』

『 Subaru: Así que, ahora es tu periodo de meditación. Solo por curiosidad, podrías decirnos qué cosas terroríficas pueden suceder cuando meditas. 』

『 Roswaal: E~ntre mis aficiones, no se encuentra el ser tan caritativo con mis e~nemigos. —No necesito hacer nada, porque sé que sus planes no tendrán é~xito. 』

No se podía hacer nada al respecto.
Subaru resopló, mientras que Otto suspiraba con una expresión agotada.
Pero se las habían arreglado para asegurar el principal motivo de esta visita.

Que Roswaal no interfiriera en el Gran Día de la apuesta era un requisito esencial. Que lo prometiera era un avance. Que la oratoria de Otto fuera mejor de lo que habían esperado fue muy importante.

『 Roswaal: Por cierto, Subaru-kun. 』

『 Subaru: —Hm? 』

『 Roswaal: Escuché por casualidad que el Gran Espíritu se ha separa~do de Emilia-sama. 』

Este cambio de tema se sintió como si le hubieran tirado un piano encima a Subaru justo cuando sus pensamientos se habían relajado. Enderezando su espalda,

『 Subaru: Así es. Surgió un problema en el contrato de Emilia y Puck, y su vínculo ha desaparecido. Ya no podrías llamarla espiritualista. 』

『 Roswaal: Escuché que tenía un gran pesar, aunque... ¿Irá todo bien si se le acumulan aún más cosas que podrían fracturar su quebrado estado ánimo en el último momento? 』

『 Subaru: …Quien sabe. La única opción que nos queda es suspender la Prueba esta noche. Hasta que no se despierte Emilia, no podemos saber cómo le afectará eso en adelante. 』

Aunque Puck le advirtió a Subaru lo angustiada que estaría Emilia, la escena fue tan triste que estuvo a punto de taparse los ojos.
Arrinconar así a Emilia cuando solo quedaban dos días, cuando ya de por sí había pocas probabilidades de ganar la apuesta, no hacía más que cerrar aún más la puerta de posibilidades de ganar. 
Pero el hecho de que aún se pueda sentir algo de viento pasar a través de la puerta prácticamente cerrada, hacía que Subaru tuviera aún una vaga esperanza.

『 Subaru: Aun así, mi cabeza se siente pesada. Pero, me pregunto qué... 』

『 Roswaal: Eso ha sonado un poco mi~sterioso. 』

Intentando interrumpir a Subaru, Roswaal movió de izquierda a derecha el dedo que había alzado. Al ver tal gesto, Subaru inconscientemente se calló.

『 Roswaal: Da la impresión de que estarías dispuesto a hacer cualquier esfuerzo arriesgado con tal de que Emilia-sama se recupere, pero... no pareces especialmente sorprendido por la ruptura del vínculo e~ntre el Gran Espíritu y Emilia-sama. ¿Qué podría si~gnificar? 』

『 Subaru: — 』

La inusual pregunta de Roswaal provocó que Subaru contuviera la lengua por un instante.
Al no mostrar sorpresa alguna en el rostro, dejó entrever que ya lo sabía de antemano. Si Puck no le hubiera contado nada al respecto, y le hubiese dejado con la intriga de qué sucedería, Subaru probablemente solo habría sido capaz de observar a Emilia mientras ella gritaba y lloraba. Aunque no se diferenciaba mucho de lo que realmente sucedió.

『 Roswaal: ¿Quizás… ya sabías sobre esta situación? ¿Sobre el Gran Espíritu dejando a Emilia-sama? Aunque eso nos dejaría solo con la duda de ¿cómo llegaste a sa~berlo? 』

『 Subaru: Si hipotéticamente fuera cierto lo que dices... no tiene sentido quejarte por ello. Estoy arriesgando todo lo que tengo para ganar la apuesta. No hay razón para culpar... 』

『 Roswaal: No~, suficiente. —Lo único que quería escuchar eran esas palabras. 』

Roswaal asintió satisfecho y levantó su mano hacía Subaru. Ante tal respuesta Subaru se mantuvo callado, y suspiró por la nariz, sintiendo que no estaba en su mejor momento.

『 Roswaal: Sea cual sea la razón… si asumiéramos que la separación del Gran Espíritu con Emilia era algo destinado a ocurrir, pues, entonces, eso sería un tanto problemático para mí. 』

『 Subaru: ¿…En serio? Considerando tus planes, ¿no sería esto un buen giro de acontecimientos para...? 』

『 Roswaal: Absolutamente no. Si bien es cierto que hacer colapsar la mente de Emilia es un acto apropiado para endurecer tu corazón incapaz de soportar tal vista, el hecho de que Emilia-sama pierda su habilidad como espiritualista significa que sería incapaz de provocar la nevada en el Santuario, lo cual sería un duro golpe para mí. 』

『 Subaru: Ah... 』

Roswaal estaba hablando sobre la inconsistencia en su evangelio. En tres días, la nieve caería en el Santuario para atraer al Gran Conejo. Pero, para que se cumpla dicha profecía, Roswaal debería cubrir de nieve el Santuario. Pero, eso significa—

『 Subaru: Roswaal, hace tiempo que pienso en algo... 』

『 Roswaal: ¿Hm? ¿De qué~ se trata? 』

『 Subaru: Se trata de tu evangelio perfecto y sus fallos. 』

『 Roswaal: — 』

La delgada sonrisa que cubría la cara de Roswaal desapareció. El aire se secó y Subaru, al verse reflejado en los ojos del brujo que tenía delante, se le puso la piel de gallina.
Otto contrajo los hombros ligeramente, a la vez que Subaru sentía una presión momentánea contra la garganta. Los ojos heterocromáticos del brujo se enfocaron intensamente en Subaru.

『 Roswaal: Continúa, Subaru-kun. Acerca de esos, fallos del evangelio... que~ has mencionado. 』

Roswaal extendió la mano hacia la almohada que estaba detrás suyo, con la intención de coger algo. Su mano agarró un libro con el borde negro: El evangelio. Tan sólo sosteniendo ese libro negro, algo extraño y desalentador hizo cambiar la atmósfera de la habitación.

『 Subaru: Había… algo que no encajaba en lo que dijiste, acerca de seguir el escrito del evangelio. Pero, como tenía tantas cosas en que pensar, ignoré esa incongruencia hasta ahora… Sin embargo, después de tomarme mi tiempo para calmarme y pensar sobre ti y tu evangelio, y meditar sobre qué podía ser lo que no encajaba… me he dado cuenta de algo. 』

『 Roswaal: Escuchémoslo. 』

『 Subaru: Los evangelios que tienen los del Culto de la Bruja… eran versiones incompletas y su redacción era muy poco amigable, pero ignoremos eso por ahora. El caso es que tu evangelio tiene un defecto importante. 』

『 Roswaal: — 』

Las cejas de Roswaal temblaron ante la palabra defecto. Aun así, permaneció en silencio, quizá porque tenía un interés inagotable en lo que Subaru estaba diciendo. Para Roswaal, el evangelio era literalmente la cuerda de salvamento que apuntalaba sus planes. No tenía ninguna razón para no escuchar palabras como defecto y fallo cuando se referían al evangelio.

Subaru tomó un pequeño respiro, sus tripas temblaban por la presión que obstruía la garganta, y miró con furia a Roswaal.

『 Subaru: Según lo que has dicho, tu evangelio ha escrito sobre los eventos que suceden aquí en el Santuario, paso a paso, hasta que todos se resuelven. Sigues una ruta en la que yo conquisto la tumba en lugar de una Emilia que no puede vencerla. Como requisito para arrinconarla y hacerla fracasar, provocas la nevada y haces que el Conejo ataque al Santuario. Presionas la mansión con un predicamento para espolear mi resolución y cortar los elementos innecesarios de mi persona. —¿Correcto? 』

『 Roswaal: La mayoría, es co~rrecto. Ahora, ¿cuál es el defecto? 』 

『 Subaru: ...No sabías que, provocando la nevada, atraerías al Gran Conejo. Tu evangelio no tiene el suficiente contenido como para mencionar las consecuencias de provocar dicha nevada. Lo único que dice es que nieva, y como eso es necesario, lo provocas — eres la marioneta del libro. 』

『 Roswaal: Soy consciente. Incluso suponiendo que eso sea correcto, no me importa. Siguiendo el libro, puedo lograr mi futuro deseado. En tal caso, ¿qué duda cabe en que me hagan bailar al son de letras desalmadas y sin forma? 』

Los ojos de Roswaal vacilaron, inseguros de lo que Subaru diría a continuación. Pero, al haber validado su teoría hasta este punto, su hipótesis se volvía más realista. —Hablando hipotéticamente, si éste era el caso, entonces,

『 Subaru: Realmente ambos somos payasos. 』

『 Roswaal: —Hm. 』

Roswaal entrecerró los ojos, la pesada atmósfera en la sala se agravaba constantemente. La bajada de temperatura que sintió Subaru quizá se debía a que la ola de emoción silenciosa del hechicero estaba privando de maná atmosférico en todos los rincones.

En cualquier caso, era necesario irritar a Roswaal y tocar el malestar del evangelio. Ambos para resolver una cuestión de Subaru — y para que Roswaal dudase de su propia condición y prácticas.

『 Subaru: Volvamos al tema. Tu evangelio tiene un escrito que dice que nieva. Supondremos que, fundamentalmente, significa que Emilia provocará la nevada. Si Emilia no puede o, por lo que sea, no la provoca, entonces tú provocarías la nevada en su lugar. Siguiendo los escritos del evangelio. 』

『 Roswaal: Te estás repitiendo. Apresúrate a la conclusión. Dónde está el fallo, el defecto en... 』

『 Subaru: Lo que significa que, básicamente, si Emilia no provoca la nevada, tú tampoco la provocarías si no tuvieras el evangelio. Lo que significa que la nieve no caería en el Santuario. 』

Era una conclusión concisa. Roswaal provocaba la nevada porque estaba escrito en el evangelio. Si el evangelio no lo hubiera escrito, o si el evangelio no hubiera existido, entonces Roswaal no tendría razón para promulgarlo. No estaba clara la razón de que Emilia provocara la nevada en el Santuario — pero, si lo que decía el evangelio era realmente correcto, entonces, por alguna razón, Emilia tendría que cubrir el Santuario con nieve. No tenía ningún sentido ignorar esa razón y simplemente hacer que nieve. Y eso sin mencionar que ésta era una historia que no ocurriría si no existiera el evangelio.

『 Subaru: Profecías que no ocurren a menos que se profeticen — ¿qué es exactamente profético respecto a esto? 』

『 Roswaal: — 』

『 Subaru: Son profecías porque predicen eventos, no importa lo increíbles o aparentemente imposibles que sean. Los evangelios imperfectos del Culto de la Bruja anexan el escrito. En el caso de esos evangelios, deduzco que el motivo de construir el texto poco a poco es para contrarrestar los cambios en la historia. Pero, ¿qué hay de tu evangelio? Ese coronado con el magnífico título de perfecto. 』

『 Roswaal: — 』

『 Subaru: Haces que encaje únicamente de acuerdo con la información escrita previamente, con tal de que cualquier error sea coherente al final. ¿Y todo para conseguir qué? Atrajiste esos resultados, ignorando absolutamente todo lo demás, ¿cómo puedes creer que todo va según los escritos? Eres inteligente, deberías haberte dado cuenta. 』 

『 Roswaal: — 』

『 Subaru: Has actuado sin pensar, Roswaal. 』

Declaró Subaru, señalándolo con el dedo. Roswaal se había quedado en silencio durante el discurso. En cambio, la presión que había envuelto la habitación hasta entonces, desapareció bruscamente, y Subaru se dio cuenta de que Otto estaba respirando rápidamente, intentando calmar el pulso.

Roswaal cerró los ojos, sumiéndose en un silencio pensativo. Sus labios pintados de carmesí parecieron contraerse ligeramente, probablemente por la parcialidad de Subaru, en su deseo de que sus palabras hubieran influenciado a Roswaal.
Sin embargo, no hubo ninguna oportunidad para ponerlo en duda. 

『 Roswaal: La historia presume la existencia de las profecías, del evangelio. Tiene en cuenta que habrá alguien que actuará exactamente acorde a él, a medida que avanza lo que hay escrito en el evangelio. Esa sería la conclusión natural... 』 

『 Subaru: Sí. De hecho, pensé en esa refutación. —Así que preparé mi contra-refutación. 』

La declaración de Roswaal era algo vacilante, y las palabras básicamente no eran típicas de él. Y por eso fueron destruidas fácilmente por la voz de Subaru. Cerrando un ojo, Roswaal miraba fijamente a Subaru con solo el amarillo. A menudo, esa mirada amarilla de Roswaal y su misterioso destello penetraban a través de Subaru de esa manera.

Este podría ser el destello más débil que Subaru haya visto jamás de esa luz amarilla.
Habiendo reconocido vagamente ese hecho, Subaru habló.

『 Subaru: Muéstrame tu evangelio. Si puedo ver qué tipo de escritos hay en él, estaré de acuerdo con tu argumento. 』

『 Roswaal: —hg. Dudo mucho que pueda hacer eso. El evangelio nunca intentará mostrar su texto a alguien que no sea reconocido como su dueño. Soy el dueño de este evangelio. Incluso si tú lo vieras, no podrías entender el texto, e incluso es posible que los cerebros de personas no reconocidas se quemen si lo tocan... 』

『 Subaru: Ahora te has vuelto muy locuaz, Roswaal. ¿En serio es un problema tan grande para ti si veo ese libro? 』

Al ver que Roswaal no sabía qué decir, los ojos de Subaru se abrieron con sorpresa. Aunque el maquillaje blanco impedía ver el color de la cara de Roswaal, la negativa de Roswaal a la propuesta de Subaru era tan intensa que incluso podría considerarse una reacción exagerada. El rápido cambio en la actitud de Roswaal le informó a Subaru que sus declaraciones dieron en el punto débil de Roswaal mucho más cerca de la diana de lo que había imaginado.

En los contenidos del evangelio, o quizá en sus escritos, había algo que Roswaal estaba ocultando y que no podía dejar que se supiera. Quizá, su obstinado apego a las profecías, también era algo que originalmente fuera provocado por ese algo oculto. Si no, ¿cómo podría alguien del calibre de Roswaal no haber notado la contradicción del evangelio?

『 Otto: Natsuki-san, no te pases… 』

Subaru se preparaba para ahondar más, juzgando que era hora de comenzar a criticarlo severamente. Pero entonces Otto, quien estaba observando objetivamente la situación, se acercó a Subaru para impedirle que continuara. Subaru giró el cuello hacia atrás, a punto de desestimar la advertencia de Otto, pero, al ver cuán seriamente le miraba, Subaru desistió de desmadrarse.

Otto estaba viendo claramente algo que había sido invisible para ese Subaru encendido. Lo que vieron sus ojos anunciaba que, en este momento, habían llegado a un punto favorable para ellos en esta discusión.

Subaru no era tan imprudente como para exceder eso y arruinar todo lo que habían logrado en esta conversación.

『 Subaru: —Roswaal, quedan tres días. Mañana, pasado mañana, y el último día. Resolveremos todo antes. Por favor, intenta pensar en lo que he dicho. 』

『 Roswaal: ¿Pretendes hacer que te deba una? —Deberías darle las gracias a Otto-kun, tu amigo. Él descubrió una línea divisora que habría sido desfavorable para ambos. 』

Con expresión aún ausente, Roswaal escondió nuevamente el evangelio detrás de la espalda. Luego dio una última declaración a Subaru y Otto mientras se dirigían a la salida de la habitación con los hombros encorvados.

『 Roswaal: Comenzaré a preparar el algoritmo para manipular el clima. Para canonizar la escritura del evangelio. —Para mí, hacerlo es una directriz. 』

『 Subaru: Haz lo que quieras. Si vas a seguir aferrándote con tanta terquedad, entonces qué remedio. 』

Con la mano en el pomo de la puerta, Subaru se dio la vuelta para ver a Roswaal. La mirada del brujo y la de Subaru se encontraron, directamente de cara.

『 Subaru: En cuanto todo se haya resuelto, verteré tinta por todo tu evangelio hasta que esté totalmente arruinado y negro. —Y entonces, por primera vez, podrás percibir lo que tienes delante de las narices con tus propios ojos. 』

※ ※ ※ ※ ※ 

Tras terminar esa conversación con Roswaal, la cual era difícil determinar si fue útil o no, Subaru se separó de Otto en cuanto llegó al alojamiento de Emilia.

『 Ram: —Ya estás aquí, Barusu. 』

『 Subaru: Sí, ya estoy aquí. Perdón por hacerte lidiar con esto durante tanto tiempo. 』

Ram hizo una mueca de aburrimiento al presenciar la llegada de Subaru mientras cuidaba a Emilia dentro de la habitación. La mirada inexpresiva era completamente normal para ella, pero a Subaru le pareció que había una leve tensión en su rostro en medio de la oscuridad.

『 Subaru: Hemos terminado de hablar con Roswaal. Me encargaré de Emilia, así que puedes irte. 』

Sin tocar el tema, Subaru sacó una silla y la colocó en un lugar desde donde podía velar por Emilia, al igual que Ram, quien miró a Subaru, sentado al lado.

『 Ram: Me preocupa que hagas algo sucio mientras Emilia-sama está durmiendo. 』

『 Subaru: Prefiero evitar pensar que tienes tan poca confianza en mí que sospecharías que haría algo inapropiado en esta situación. 』

『 Ram: Debería tener poca confianza. Te has rebelado contra Roswaal-sama, tu maestro, y has adoptado una posición de oposición estando dentro de este angosto Santuario. 』

『 Subaru: ... 』

Aunque era de esperar, aparentemente Ram sabía sobre el contrato entre Subaru y Roswaal — sabía sobre su apuesta. Se trataba de Ram, quien era tan leal que no dudaría en dedicarse en cuerpo y alma a Roswaal, hasta el mismísimo final. Para Roswaal ella era un peón para actualizar la escritura del evangelio, y la única persona que podía usar sin levantar ninguna sospecha.

『 Subaru: ¿Qué piensas? 』

『 Ram: — 』

Ella no respondió. Solo se giró para mirar a Subaru, esperando a que él continuara. Subaru ordenó las emociones mientras elegía las palabras.

『 Subaru: No sé cuánto sabes del texto del evangelio. Pero si Roswaal hace que las cosas vayan según ese libro, el Santuario estará en ruinas. No está claro si Garfiel, Ryuzu o todos los demás estarán a salvo... 』

『 Ram: Si estás intentando usar eso para persuadirme, qué somero, Barusu. 』 

Ram interrumpió severamente las declaraciones de Subaru. Sus ojos color cereza reflejaban a Subaru, y la firme luz en su mirada lo atravesó.

『 Ram: Solo hay una persona en lo más alto de mis prioridades. Eso nunca cambiará. Nada hará que eso cambie. No esperes que esas palabras tuyas me hagan cambiar de opinión. 』

『 Subaru: ... 』

『 Ram: Además, mi propósito ya ha sido establecido en otro lado. 』

Ram le dijo eso a Subaru, en cuanto se arrepintió de la extraña elección de palabras que había pronunciado. 
Subaru levantó la cabeza, con la intención de preguntar qué significaba eso, pero Ram se levantó antes de que pudiera. Ram miró por última vez la cara de Emilia mientras ella dormía, antes de volverse hacia Subaru.

『 Ram: Te encargaré el cuidado de Emilia-sama. Volveré a visitarla por la mañana para atenderla. 』

『 Subaru: D-deacuerdo... entendido. Por cierto, ¿qué quisiste decir con...? 』

『 Ram: Quién sabe. 』

Esa manera de responder sólo podía interpretarse como que no tenía intención de responder.
Ram salió de la habitación dejando esa duda al aire sin remordimientos. Subaru intentó llamarla, pero, al no ocurrírsele nada, no pudo hacer nada más que verla irse.

Ram cerró la puerta, dejando a Subaru y Emilia solos en la habitación.
Estando Emilia dormida en la cama, Subaru solo podía mirarla mientras dormía.

Ya habían pasado unas diez horas desde que Subaru sostuvo a esa Emilia desorientada y sollozante, hasta que cayó inconsciente—el único alivio era que su cara no daba signos de ser atormentada por una pesadilla.
Si el pasado la acosaba y lastimaba incluso en sueños, entonces no tendría ninguna manera de relajar su mente.

Lo que le estaba esperando en cuanto despertase era una realidad en la que el lazo con Puck había sido destruido.
¿Cuánto tiempo necesitaría ella para aceptar esa pérdida?
Subaru no sabía hasta qué punto su presencia podría aliviar su dolor. Él solo quería ser su fuerza—sin ninguna duda pensaba eso, pero, verdaderamente, ¿hasta qué punto lo sería?

『 Emilia: …rhu, 』

『 Subaru: —¿Hm? 』

La conciencia de Subaru, mientras caía en el mar de los pensamientos, reaccionó a esa débil llamada.
Miró, para encontrar a Emilia con la cabeza ligeramente inclinada, con sus ojos amatistas entreabiertos y con la mirada clavada en Subaru. —Estaba despierta.

『 Subaru: Estás, despierta… Emilia, ¿estás bien? 』

『 Emilia: —Subaru. 』

『 Subaru: Sí, soy yo. ¿Te encuentras bien? Estuviste durmiendo todo este tiempo… espera un momento, voy por un poco de agua. 』

『 Emilia: Está bien. 』

Subaru se levantó dispuesto a salir a toda pastilla, pero entonces se quedó parado al escuchar la llamada de Emilia.
La sorprendente fuerza en sus palabras asombró a Subaru, sentándose de nuevo en la silla inintencionadamente.

『 Subaru: …¿Emilia? 』

『 Emilia: Está bien, estoy bien. …Quédate aquí. 』

Subaru bajó la voz, para que Emilia respondiera con firmeza.
Los eventos de los últimos días dieron a entender a Subaru que Emilia tenía poca presión sanguínea y que no era una persona mañanera. La mente de Emilia trabajaba excesivamente lenta justo cuando se despertaba, y las situaciones con sueños tan largos, como ahora, no serían la excepción—Pero los ojos amatistas de Emilia no daban ningún signo de cansancio.

『 Subaru: ¿Sabes qué ha pasado? 』

『 Emilia: …Mm. Hoy he dormido todo el día, ¿no? Estoy haciendo esperar a todo el mundo, lo que estoy haciendo… Lo siento. 』

『 Subaru: ¡Nadie! Nadie te va a culpar por eso. De todos modos, el problema es… 』

Subaru dudaba de si debía tratar ahora el asunto de Puck. Pensó que ese tema sería lo primero que surgiría en cuanto ella despertase y captase la situación. Estaba más preocupada por los demás que del tema de Puck, ¿Lo estaría posponiendo? No, quizá el shock fue tan grande que se olvidó de que el contrato fue roto—

『 Emilia: No te preocupes Subaru. 』

『 Subaru: ¿U, e? 』

『 Emilia: No he olvidado… que Puck se ha ido. Lo recuerdo. No voy a olvidarlo y salir corriendo. 』

『 Subaru: Así que, no. 』

『 Emilia: Mm… 』

Emilia asintió ligeramente con la cabeza, lo que le dio a entender a Subaru que Emilia no había sido vencida por la situación. Pero, en ese caso, ¿por qué Emilia tenía un semblante tan calmado?
Para un Subaru que sabía cómo se había comportado después de saber sobre la desaparición de Puck, verla tan calmada apenas parecía real.
Subaru estaba tratando de comprender estas circunstancias, cuando,

『 Emilia: Lo siento, Subaru. Te he mostrado tantas partes malas de mí. …Te he preocupado taaanto. 』

『 Subaru: No, está bien si me preocupas todo lo que quieras. No me importa. No me importa, pero… ahora mismo, eres tú quien… 』

『 Emilia: —Había tantas cosas. En las que pensar. Han pasado. En mi sueño. 』

Emilia silenciosamente interrumpió, con la mirada bajada. Subaru involuntariamente hundió la mirada en ella. Sus largas pestañas temblaron y, de nuevo, Emilia miró a Subaru.

『 Emilia: Estoy segura de que mañana estaré bien. Quiero creer en eso… Subaru, por favor. 』

『 Subaru: …au, mmhm. 』

『 Emilia: Coge mi mano. ¿Puedes quedarte aquí hasta la mañana? Por favor. Si lo haces, entonces, yo definitivamente… 』

Las blancas yemas de sus dedos asomaron tímidamente de debajo de la sábana.
Viendo su mano ofrecida, Subaru inmediatamente la agarró, cubriendo firmemente sus delgados y delicados dedos.

『 Subaru: Si eso es todo lo que quieres, entonces no hay ningún problema. Pero, Emilia… 』

『 Emilia: Lo siento, Subaru. Sé que quieres hablar y preguntar muchas cosas. Pero… por favor, espera hasta la mañana, Porque entonces, podré dar lo mejor de mí. 』

『 Subaru: — 』

『 Emilia: Quédate así hasta la mañana — Subaru. 』

Subaru no podía decir nada más en respuesta a la voz casi suplicante de Emilia.
Subaru trajo su silla más cerca de la cama, poniendo la mano de Emilia al lado de su almohada. Emilia le miró con ojos temblorosos. Subaru asintió.

『 Subaru: Está bien. —Lo haré, Emilia. 』

『 Emilia: Mm… Gracias. 』

Con ese corto intercambio de palabras, los ojos de Emilia se volvieron a cerrar.
A diferencia del estado de inconsciencia en el que ella había estado desde esta mañana, éste era un estado de sueño inducido por ella misma, por el bien de dejar descansar sus alas. ¿Qué dirá cuando se despierte?

El peor escenario que había concebido Subaru había sido conquistado por el poder de Emilia. Sintiéndose salvado por este hecho, Subaru miró a Emilia con el rostro dormido.

『 Emilia: …confío en ti. 』

Subaru suspiró al escuchar el murmuro de la adormecida Emilia.
—La situación volverá a moverse, a la mañana siguiente.

La gran mañana se estaba acercando, solo faltaban unas pocas horas.
Y—

※ ※ ※ ※ ※

『 Ram: ¿Cómo ha procedido su conversación con Subaru? 』

『 Roswaal: Quizás, se podría considerar que quedamos en tablas. La discusión alternaba constantemente entre favorable y desfavorable tanto para él como para mí. Desde un principio quería evitar tomar demasiada acción. 』

Dentro de la oscura habitación, el maestro y la sirviente conversaban, más cerca de lo necesario.
Encontrándose ambos en el mismo lado de la cama, Roswaal abrazaba la cabeza de Ram contra su pecho mientras pensaba en la conversación anterior.

En cuanto se fortaleció la resolución de Subaru, su voluntad no podría ser agitada así como así. Aunque Roswaal carecía de una clara y definitiva perspectiva de su futuro, sí había percibido la férrea voluntad en su corazón. La presencia de Otto también fue un duro golpe para Roswaal. Otto, quien había captado la situación objetivamente y llevó las riendas de Subaru en un efectivo momento, cumplió sólidamente su papel como equilibrador, tanto en el sentido de evitar que colapsara la conversación como en el sentido de que ni Subaru ni Roswaal fueran demasiado lejos.

Si Otto no hubiera estado presente, potencialmente, Roswaal podría haber practicado su elocuencia y haber torcido los pensamientos de Subaru.

『 Roswaal: Parecía un espectador, que nunca tendría un papel en el e~scenario… pero fue increíblemente astuto y ca~paz. Subaru tiene un buen amigo. 』

『 Ram: …Si está interfiriendo, ¿desea que haga algo al respecto? 』

『 Roswaal: Mejor no. Si quisiera tomar dicha decisión, la habría hecho durante esa conversación. El momento en el que la negué, esa opción dejó de tener trascendencia. Más importante… ¿qué hay de mi petición? 』

Cerrando un ojo, la mirada de Roswaal observó a Ram con el ojo amarillo. En los brazos de su amo, Ram agitó la cabeza, mirando hacia arriba desde su pecho.

『 Ram: Sin problemas. Lo he llevado a cabo tal y como deseaba, Roswaal-sama. 』

『 Roswaal: Ya veo. He estado esperando que las cosas se alineen. …Ahora, ¿qué pasará? 』

Roswaal respondió a la afirmación de Ram con una afirmación satisfecha, acariciando su cabeza.
Ram lo aceptó, con cara de estar embriagada, hechizada.
Por un instante, los ojos de Roswaal mostraron conmiseración, mientras fijaba su mirada en la muchacha que lo adoraba.

『 Roswaal: No pienses mal de mí, Subaru-kun. Prometí que no tomaría ninguna acción directa. Lo prometí, pero… me gustaría que al menos se me permitiera poner en marcha planes desde mi cama de esta ma~anera.

『 Ram: — 』

『 Roswaal: Ahora, me pregunto qué saldrá de esto. 』

Una sonrisa de júbilo se dibujó en la cara de Roswaal.

『 Roswaal: Me pregunto qué cara pondrá Subaru-kun… cuando se dé cuenta de que esa chica obsesionada con hacer lo correcto, ha escuchado toda esa conversación y la conspiración encubie~rta. 』

※ ※ ※ ※ ※

—La habitación estaba oscura.

Con las luces apagadas, el interior de la habitación se encontraba en penumbras. Los pasos del crepúsculo y los sueños abundaban en este sitio, lo que seguiría así hasta que el amanecer se asome por la ventana.

La puerta cerrada había separado esta habitación del mundo exterior. El silencio abundaba en esta cámara.

En medio de la oscuridad, en el centro de la habitación, había una cama, donde yacía una chica con los ojos cerrados.
Un silencio tan mudo que ni siquiera se oía la respiración de alguien durmiendo—fue roto por un sonido.

『 Chica: …Mentiroso. 』

Un débil y vago susurro.
Hecho por la chica en la cama, con resentimiento recitado en el verso más débil.

『 Chica: Subaru, eres un mentiroso. 』

Otra vez, el murmuro se repetía.

Apretando su mano vacía y estando sola en la habitación, Emilia denunciaba las mentiras del chico ausente.

—La mañana del gran día se acercaba, solo faltaban unas pocas horas.