sábado, 26 de noviembre de 2022

,

¿Quién eres?


Inglés

Español
Krry

Corrección y edición
Miguel
Carlos
Pretinaverse

※ ※ ※ ※ ※

——Ante aquel imprevisto espectáculo, Subaru no podía más que quedarse perplejo mientras lo contemplaba.
 
Era una noche en la que sucedían cosas extrañas una tras otra.
Comenzando por haberse quedado dormido sin querer, haber buscado corriendo a Anastasia —o más bien, Eridna— quien había desaparecido de la Sala verde, avistar a un pájaro el cual no se suponía que debía estar en la torre y perseguirlo. Perdió de vista a dicho pájaro en un callejón sin salida y, encontrando un pasaje oculto al investigar las familiares paredes y suelos…
 
Subaru: ——Al otro lado del túnel había un país de nieve.
 
La mofa que soltó no contribuyó a explicar tal extraño espectáculo.
Lo que Subaru había atravesado no era una pared o un túnel, y lo que se hallaba ante sus ojos tampoco era un país de nieve, sino una noche en la que un frío aire soplaba a través del mar de arena.
Bajo un cielo color sable con centelleantes estrellas, y desde el balcón de la atalaya, podían verse las dunas extendiéndose a lo lejos como si de un oscuro mar se tratara.
Nada se correspondía con las palabras de Subaru. En su lugar…
 
???: ¿Natsuki-kun?
 
En respuesta al murmuro ronco de Subaru, la figura de una persona, con su pelo danzando sobre el viento, se giró hacia él.
Era una joven que sostenía su ondeante pelo violeta con la mano, tenía redondos ojos color turquesa, piel tan clara que era claramente visible en la oscuridad, y poseía una apariencia encantadora.
Era quien él había estado buscando: Anastasia. Subaru vaciló por un instante cuando ella le llamó.
 
Subaru: … El pintoresco escenario de este SPOT es ideal para un paseo nocturno, ¿verdad?
 
Ocultando su asombro inicial bajo la lengua, Subaru se encogió de hombros frente a Anastasia. Ante este gesto y las palabras de Subaru, Anastasia sonrió levemente diciendo Sí que lo es .
 
Anastasia: Es cierto que la vista es geniar. Pero es una verda’era pena que er paisaje sea to’o negro. Habría si’o diferente si desde lejos se viera también er pueblo.
 
Subaru: Eso es cierto, pero el encanto de mirar hacia el mar de la noche tampoco está tan mal, ¿sabes? Además, aunque digas eso…
 
Diciendo eso, Subaru señaló con el dedo hacia el cielo de este paisaje inabarcable en su totalidad de un vistazo. Atrapada por ese movimiento, Anastasia también miró hacia el cielo——un cielo con estrellas por todos lados.
Continuar leyendo
,

Una proposición de convivencia en la torre


Inglés

Español
Krry

Corrección y edición
Robert
Carlos
Pretinaverse

※ ※ ※ ※ ※

——Finalmente, en la reunión estratégica se decidió posponer la conquista del segundo piso —Electra—.
 
Aunque no habían encontrado una idea que les permitiera a todos superar la situación actual, el mayor factor a la hora de decidir posponerlo todo no fue más que uno: las tripas de Subaru que habían comenzado a rugir.
 
Subaru: Ahora que lo pienso, estuve inconsciente durante dos días enteros antes de despertar, e inmediatamente me puse a enfrentar los Exámenes de la torre. No me extraña que mi estómago estuviera a punto de devorarse a sí mismo.
 
Cuando la conversación se detuvo, las tripas de Subaru rugieron fuertemente y, por primera vez, notó lo hambriento que estaba.
Tener el estómago vacío no imposibilita luchar, pero sí que merma la capacidad de pensar adecuadamente. Por eso, una vez las tripas de Subaru comenzaron a rugir para dar a conocer su hambre, todos lo tomaron como una oportunidad para posponer sus discusiones.
 
Subaru: La verdad, en parte siento que me he salvado gracias a que mis tripas rugieron…
 
Dejando de lado el plan para abrirse camino a través del segundo piso, se podía observar cierto patrón en las preguntas propuestas por los Exámenes de la atalaya.
Junto al entendimiento de la mezquindad del Examinador, la naturaleza exacta del peligro que Shaula imponía también se hizo evidente. Para empezar, se suponía que Subaru debía ser cauteloso con ella debido a su poder en batalla; pero, debido a su actitud de cabeza hueca y lo excesivamente familiar que era con Subaru, la tensión del grupo frente a ella había empezado a desvanecerse.
 
Shaula: ¡Está bien quedarse aquí y divertirse conmigo!
 
Sin importar cuántos días, años, o incluso siglos.
 
Así, la audaz declaración de Shaula les recordó a todos exactamente qué peligro imponía ella. Como seguramente debería ser.
Continuar leyendo

sábado, 24 de septiembre de 2022

,

Reunión estratégica para conquistar el segundo piso


Inglés

Español
Ludeus

Corrección y edición
Carlos
Pretinaverse

※ ※ ※ ※ ※

――Érase una vez, una mujer.
 
Esta mujer se preocupaba por todo. Por las personas, por los conflictos, por el mundo… se preocupaba por absolutamente todo.
Para la mujer, todo lucía pequeño. Para ella, todas las cosas, todas las personas eran niños que requerían su protección.
 
Sería fácil someter a un mundo y a unas personas que podían ser destrozadas con un simple movimiento de brazo.
Sin embargo, la mujer no tenía intención de usar sus brazos para controlar, sino para proteger de cualquier daño.
 
Y así comenzó la solitaria lucha de la mujer. El ensayo y error subsiguiente tampoco fue fácil para la mujer.
Guiar a las personas, juntar a las personas, ayudar a las personas, dar consejos a las personas. Todo eso era demasiado para la mujer sola. Estaba fuera de su alcance. No podía hacer lo que debía hacer.
 
Por primera vez, la mujer maldijo su propia incapacidad.
Aunque viera una calamidad, le faltaban manos para ayudar. Aunque estuviera inmersa en una crisis incipiente, ella no podía hacer nada para evitarla. Por esa falta de capacidad.
 
Ella podía alcanzar aquello que tenía enfrente, pero no podía cruzar una distancia imposible. Aunque podía verlo todo, lo que ya había ocurrido no podía cambiarse. No tenía vida suficiente para lidiar con la calamidad que ella veía en la lejanía.
Continuar leyendo

viernes, 23 de septiembre de 2022

,

Loser


Inglés

Español
Tobías

Corrección y edición
Carlos
Pretinaverse

※ ※ ※ ※ ※

——Había subido corriendo la larga, larga escalera para alcanzarlo, pero para cuando lo hizo, ya era demasiado tarde.
 
???: …
 
Forzó un grito a pesar de su fuerte jadeo, haciendo trabajar en exceso sus ya fatigados pulmones.
Pero ni su voz ni sus palabras tenían el poder de cambiar la situación. La ausencia del poder de las palabras se estaba convirtiendo en un problema, especialmente ahora que los dos estaban enfrentando sus técnicas de espada.
Aunque ni siquiera sabía si podía llamarlo «enfrentando sus técnicas de espada».
Debido a que las cosas habían sido tan unilaterales, y por mucho que lo adornara, las armas que uno de ellos empuñaba no eran más que palillos.
 
——La luz blanca se extendió, tiñendo el ya blanco espacio de un blanco más brillante.
 
Cuál era la causa no estaba claro. Independientemente de si se trataba de algo derivado de la naturaleza de esta aberración de espadachín o si se trataba de un golpe que, según presumía, podía incluso cortar la luz, el golpe trajo consigo una onda expansiva que se extendió por todo el espacio.
El individuo atrapado en la línea de fuego también fue engullido por la luz y salió volando sin poder hacer nada al respecto.
 
Continuar leyendo
,

Julius Euclius


Inglés

Español
Martín

Corrección y edición
Carlos
Pretinaverse

※ ※ ※ ※ ※

——Puede que nadie lo crea.
 
«¡Mi nombre es Natsuki Subaru! Sirviente en la mansión de Roswaal, y caballero de Emilia-sama, candidata de la Selección Real».
 
En ese momento, todos en el Salón Real apuntaron sus miradas hacia el caballero autoproclamado.
La persona que habló no había podido mantener sus emociones bajo control——lo cual causó una gran impresión en cierto hombre.
 
 
    
 
 
Al levantar la Espada de Selección del suelo, sintió que le calzaba en la palma de la mano a la perfección, al punto que casi dejó escapar unas lágrimas. Casi cayó en la ilusión de que la espada lo había elegido a él en específico.
Aun así, ahora mismo no había razón alguna por la cual sentirse tan orgulloso de sí mismo.
 
Julius: ¡Tch!
 
En comparación con su tan querida —y ahora rota— espada, la que ahora sostenía se sentía ligeramente más ancha y más pesada en la punta; pero una vez que la blandiera un poco considerando esas diferencias, se acostumbraría a usarla más o menos rápido.
No todas las peleas se pueden ganar con el arma a la que uno está acostumbrado, por lo que estaba orgulloso de haber entrenado para cualquier tipo de situación, y de poder usar cualquier tipo de espada que tuviera a mano.
 
Reid: Qué aburrido eres, oye.
 
El orgullo era lo que movía a su amenazante estocada, que apuntó justo al centro de la frente del hombre que bostezaba. Sin embargo, el hombre únicamente ladeó la cabeza para esquivarlo; la espada terminó lejos de su objetivo, y luego de notar que solo había cortado unos mechones pelirrojos, dio un salto hacia atrás.
Continuar leyendo

jueves, 22 de septiembre de 2022

,

El muro de Electra


Inglés

Español
Martín

Corrección y edición
Carlos
Pretinaverse

※ ※ ※ ※ ※

——Érase una vez, una mujer.
 
Nació y creció como cualquier otra aldeana.
Era una mujer extremadamente normal. Sus padres la amaron, sus hermanos la amaron, y ella amó a su familia.
Sus padres le eligieron un marido con quien pasaría el resto de sus días al fondo de la pobre aldea, tal y como muchas otras aldeanas.
Para la mujer, así era la vida: un estilo de vida pavimentado sin margen para la duda.
 
Pero aquella normalidad de la mujer fue destruida por la llegada de personas influyentes de poco rango a la aldea.
Sin saber ella el verdadero motivo, ya sea por conveniencia o por el mal hábito de querer las cosas de los demás, aquellas personas influyentes querían apoderarse de la mujer.
 
A pesar de tratarse de una aldea pobre de un país pequeño, había una disparidad enorme con respecto a esas personas influyentes; por lo que la mujer no podía oponerse a sus demandas. No tenía otra opción más que rendirse ante el absurdo destino.
Continuar leyendo
,

El Palillero


Inglés

Español
Ludeus

Corrección y edición
Miguel
Carlos
Pretinaverse

※ ※ ※ ※ ※

——Érase una vez, una mujer.
 
El espíritu de la mujer había sido violado. La mujer yacía en las profundidades del abismo de la locura. La mujer estaba en el punto más extremo del hambre.
Gruñendo en el castillo solitario, royendo el trono desierto, rompiendo sus dientes, desgarrando su boca, hambrienta.
 
La mujer había sido una humana cuando nació, pero ya no lo era.
 
Todo comenzó hace unos años, cuando el hombre que gobernaba aquellas tierras cayó víctima de una enfermedad incurable.
Debilitándose día tras día, el hombre, temeroso de su inminente muerte, se aferró a todo tipo de medios para prolongar su vida.
En poco tiempo consiguió técnicas que estaban prohibidas, y reunió un gran número de vidas para cometer una monstruosa inmoralidad con el fin de conseguir una larga vida.
 
Muchas vidas fueron sacrificadas, muchas vidas fueron inutilizadas, y entre esos sacrificios estaba la mujer.
Quién era ella, cuál era su nombre, dónde había nacido, quiénes eran sus familiares… Esos recuerdos suyos ya habían sido quemados.
La mujer era un mero instrumento. Un semillero para aquel hombre que aguardaba su muerte, carcomido por el demonio de la enfermedad.
Vidas inútiles que solo servían para ser desperdiciadas, así era como se suponía que debía ser; y, aun así, la mujer sobrevivió.
 
Continuar leyendo